Connect with us

Gente

Natalia Aguilar Hernández – “La danza es la mejor medicina” (Zitácuaro – 12 Fotos)

Published

on

Natalia Aguilar Hernández, ha sido y es, sin lugar a dudas, una bailarina de inspiración para las nuevas generaciones de la danza en Zitácuaro, egresada de la escuela de Bellas Artes del Estado de México, “Nati”, como es conocida entre sus amigos y conocidos, además de ser una Bailarina de danza clásica y coreógrafa, se ha convertido en ejemplo para niñas y jóvenes que buscan en el baile, expresar sus emociones y talento.

Desde muy pequeña, Natalia demostró a sus padres su pasión por el baile, pasión que se vio reflejada en el talento que demostraba en cada una de sus clases de danza, hasta convertirse en lo que hoy es, “esta pasión creo que es algo con lo que nací, definitivamente ya nací con eso. No creo, lo siento”.

Aunque es originaria de Veracruz, Natalia se considera una verdadera zitacuarense, pues su vida la ha formado aquí, al grado, de dejar los escenarios por volver a su querido Zitácuaro y abrir su escuela de danza, “Después de que egresé de la escuela de bellas artes me dediqué a bailar con el grupo representativo de Bellas Artes, estuve con ellos por muchos años; mucha gente me decía que abriera la academia de baile en Zitácuaro, entonces, decidí abrir un salón y así empezamos, como con 20 ó 15 niñas”.

Su carrera profesional fue formándola en la compañía de danza de la escuela de Bellas Artes, posteriormente conformó un grupo de jazz con el que participó en el Grand Prix en Barcelona, donde obtuvieron el primer lugar, de 23 países que participaron. Al siguiente año, regresaron al evento, pero ahora en Italia, donde volvieron a ganar el primer lugar.

Después de estar en la cumbre de su carrera, Natalia tuvo que tomar una difícil decisión, “fue un año muy difícil en el que tuve que decidir si me quedaba allá con mi grupo o abría la academia. Yo creo que, una cuestión personal sobre mis padres, me ayudaron a tomar esa decisión. La decisión de regresar a Zitácuaro y hacer mi academia de danza, fue bastante difícil por el hecho de que, al estar aquí, yo ya no podía continuar en alguna compañía, pues me implicaría estar saliendo, ensayando diariamente y entregarte totalmente a la compañía; es por eso que fue muy difícil decidirme a regresar, pero no me arrepiento, creo que tome una muy buena decisión”.

Natalia AguilarFamilia

Para Nati, su familia, pero sobre todo sus padres, han sido un motor fundamental para su desarrollo personal y profesional, “siempre me apoyaron muchísimo, les gusta lo que yo hago, cuando yo me regresé de Toluca, fue lo mejor para mis papás, al principio sí fue un poquito difícil, porque eran muy poquitos alumnos en la academia, pero después del primer festival, se enteraron que yo me regresé, la gente me empezó a llevar a sus hijos; no fue mucho tiempo el que me tuve que esperar para que la academia empezara a tener mucha gente y cada año los comentarios eran mejores sobre el festival”.

¿Hay algo que añores de tu vida anterior a la academia?

– Sí y no, Sí porque extraño los escenarios, extraño el momento en el que nos preparábamos para alguna presentación, cuando viajábamos, íbamos a Perú, Colombia, Lima,  etc. Extraño estar arriba en el escenario; como maestra, es padre enseñar, pero como bailarina, es otra cosa. Escuchar los aplausos, ver la gente, ver su cara cuando te ven bailar, cómo que les transmites lo que haces, eso sí lo extraño. Y por el otro lado, la gente en Zitácuaro que me ha dado muchísima satisfacción,  pararme en el auditorio con 1500, 2000 personas y que la gente te aplauda y que la gente te abrase cuando termina un festival y que la gente te felicite, es otra satisfacción, además de ayudar a los niños que lo necesitan, etc. son satisfacciones y creo que todo es a su momento, tiene ciertas etapas, creo que Dios me ha estado dejando pasar por cada etapa, viví la experiencia de ser estudiante de danza clásica, viví la experiencia de bailar en los escenarios y a lo mejor ahorita, sí he seguido bailando, pero a lo mejor ya no es tanto como bailarina, si no que ahora me toca transmitir lo que yo sé”.

Vida social y profesional

Natalia es una mujer simpática, sociable, pero que es responsable de su profesión, de su academia, “tener la responsabilidad con mis alumnos y querer que cada año los alumnos aprendan más y sepan más, me ha costado trabajo, porque te desprendes inconscientemente de la vida social; llegó un momento en que mi familia me decía, -es que nunca puedes, es que siempre estas ocupada-, mis amigos siempre me lo dicen.

“Esta carrera es de sacrificar muchas cosas, sí me ha costado trabajo porque esta profesión me absorbe mucho, pero no lo cambio por nada, todo tiene una etapa, tal vez apenas viene otra etapa, pero venga lo que venga, no pienso dejar la danza”.

Natalia AguilarInspiración

Su fuente de inspiración es la música, además de poder admirar a grandes bailarinas como Natalia Makarova, “eso lo siento yo, mi estado de ánimo para mi inspiración es muy importante, además la danza para mí ha sido la mejor medicina, realmente en los momentos difíciles de mi vida, te puedo decir que uno de ellos ha sido la pérdida de mi mama, me costó muchísimo trabajo superarlo, pero me puse a dar clases, empecé con mi rutina y para mí, fue la forma en que pude haber salido de esa etapa, que ha sido lo más duro que me ha pasado en esta vida”.

Haber perdido a su mamá, dejó una huella imborrable en Natalia, pues para ella, era su máximo. Pero hoy, Natalia también es fuente de inspiración para muchos de sus alumnos, y personas en general, “es muy bonito que todo lo que tú haces lo quieran hacer ellas y sí soy un ejemplo para ellos, trato de dar lo mejor en clases, de darles un buen ejemplo para que se vayan formando como buenas personas. Siempre trato de decirles que no desatiendan sus responsabilidades en su casa, que una bailarina se ve más bonita cuando es responsable y cuando tiene un orden. Todo eso me ha funcionado mucho en la academia”.

En forma

Tal vez para muchos Natalia tiene un cuerpo envidiable, pero es el resultado de esfuerzo y dedicación en su persona, “mi cuerpo es como el de todas las bailarinas, creo que lo que me ha llevado a conservar mi cuerpo así, es todo el ejercicio, la fuerza, además de que bailo, voy al gimnasio, hago mis clases de danza aquí en la tarde, mi alimentación la cuido, aunque pasé por la etapa en la que te descuidas totalmente por los ensayos, por las clases.

Considera que el primer error de una bailarina, es no comer, “siempre se lo digo a mis alumnos, siempre se debe de llevar una alimentación balanceada, de preferencia ir con un nutriólogo, para que sepas que alimentos o que te va a ayudar más, porque sí es mucho desgaste físico, no llevo una dieta así como tal, pero sí trato de alimentarme bien, consumir cereal, frutas, pollo, pescado, carnes rojas ya muy poquitas. Teniendo una buena alimentación y haciendo ejercicio, es un hecho que se les va a hacer un bonito cuerpo”.

nat-x10 720Metas

“Una, es que la escuela crezca, ahorita nada más tenemos dos salones y las instalaciones son pequeñas, pero quiero tener una escuela más grande, con más salones, poderles ofrecer a mis alumnos no nada más la clase de ballet y danza, sino también, clases de maquillaje, actuación, expresión corporal, que hubiera más complementos aquí en la escuela, pues un bailarín se complementa de muchas cosas para que sea un profesional; clase de iluminación, me gustaría tener clase de vestuario, y ofrecerles unas instalaciones más amplias, y con más actividades para los alumnos.

“Otra de mis metas sería, crear una compañía de danza aquí en la escuela, con mis alumnos  y que esa compañía pudiera salir fuera a bailar.”.

Presente

Hoy Natalia cosecha el resultado de años de esfuerzo, trabajo y dedicación, desde pintar ella, el primer salón de su academia, hasta representar a la academia de danza con más grande de Zitácuaro, trabajar en Toluca dando clases en Bellas Artes, actualizarse y aplicar los nuevos conocimientos en su academia.

“La vida me ha dado varias sorpresas y he pasado por cosas difíciles y eso me ha motivado a luchar por lo que yo quiero, una de las cosas que más me motivan han sido mis papás, siempre estuvieron al lado de mí, siempre me apoyaron en lo que yo quise hacer, nunca me pusieron barreras; cuando ya no estuvo mi mamá, me acordaba de lo que me decía ella y eso me motivaba a seguir, pero realmente todo lo que hago es porque me gusta ser así, trabajar con el corazón, con amor, no solamente en la danza, sino como persona, en mi interior, pues creo que en esta vida tienes que dar lo mejor para que de alguna manera, las personas te recuerden”.

Filosofía de vida

“Es dar ese amor, ese cariño, ese apoyo, darlo en vida, pues muerto ya no tiene caso, lo que puedas hacer en vida, hazlo, incluso dar un abrazo, si una persona te dice te quiero mucho… Creo que soy una persona entregada totalmente”.

 

¿Eres Feliz?

-“Sí, la respuesta es sí, porque no podría decir que no, porque Dios me ha dado muchas bendiciones, una familia hermosa, la gente, su cariño, de las mamás de mis alumnos, cuando me he enfermado o he tenido algún percance, cuando paso lo de mi mamá y otros momentos difíciles, yo he visto el apoyo de la gente que está aquí, cerca conmigo en la academia, de mis amistades.

Sí soy feliz, pero siempre hay algo que te hace falta, y yo creo que lo que me hace falta sería mi mamá, es algo que, si soy feliz ahorita, si yo tuviera a mi mama estaría plena; porque te pueden pasar muchas cosas como persona, en el trabajo, con los amigos, con la pareja, puedes tener problemas, pleitos, altas y bajas, pero llegas a tu casa y tienes esa persona que te da ese abrazo, esa tranquilidad, esa seguridad de que, aunque el de afuera te hiciera la vida imposible o me hiciera la peor jugada, o me lastimaran, yo sabía que ella estaba aquí y yo me sentía como protegida, como sanada del alma. También me hace falta mi papá que está fuera, yo creo que mi felicidad sería completa, si ellos estuvieran uno a cada lado de mí, no pediría más, nada más”.

Natalia Aguilar

 

Consejo

“Que traten de vivir la vida al máximo, pero no saliéndose de las reglas, que muestren lo que sientan, hagan lo que les guste, que le den satisfacción a sus papás” pues consideró que hoy en día, muchos jóvenes ya no le dan esa importancia a la familia, “muchos jóvenes lo han perdido; no se vayan por un mal camino, creo que pueden divertirse pero con moderación. Aprovechen a su familia, aprovechen a sus papás, ese calor de familia, porque es el centro de todo, creo que lo mejor del ser humano es que te realices con lo que te gusta, complementándola con el amor de tu familia, de tus seres queridos, de tu pareja. Ese es mi consejo; hacer lo que les gusta, luchar por lo que quieren, y en vida demostrar ese cariño a tus seres queridos”.

 

La sesión de fotos

Finalmente Natalia agradeció la oportunidad de compartir parte de su historia y de su vida. En la sesión de fotos, dijo sentirse muy nerviosa, “como toda una quinceañera”.

Las fotos fueron tomadas en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Zitácuaro y en las instalaciones de su escuela, la Academia de Danza Natalia Makarova, “El lugar lo escogí porque, vi todas las instalaciones, y el Tec me gustó mucho, me gustan mucho los lugares al aire libre, abiertos, no cerrados, no cuadrados. Me sentí un poquito tensa porque no es lo mismo bailar frente a muchas personas que posar, eso no es lo mío. Las fotos me gustaron mucho, me encantaron a parte, el fotógrafo me tuvo mucha paciencia” concluyó.

Continue Reading